Por 98 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, el Congreso peruano en pleno aprobó la ley de líneas de base, que permite a ese país definir como territorio peruano una zona en el Pacífico que Chile reclama como propia y que comprende casi 40 mil kilómetros cuadrados.

Al intervenir por cinco minutos ante sus pares, las seis bancadas del Congreso se mostraron a favor de aprobar la medida y argumentaron que Perú y Chile no tienen tratado sobre límites marítimos, por lo que el tema estaría pendiente y no zanjado, como lo señala nuestro país. Además rechazaron lo que calificaron de "intervención foránea", refiriéndose a las declaraciones y adevertencias del gobierno del Presidente Ricardo Lagos hechas antes de la aprobación de la iniciativa.

Pese a que la votación estaba fijada para las 9.00 hora local, la discusión recién comenzó pasado el mediodía en Lima (14.00 horas de Chile), luego de que las bancadas se pusieran de acuerdo en discutir brevemente el tema antes de emitir su opinión.

GESTIONES CHILENAS
La Cámara de Diputados y el Senado chileno aprobaron ayer un proyecto de acuerdo en que respaldan por unanimidad las acciones del gobierno para enfrentar el impasse con Perú, lo que se sumó a las propias declaraciones del Presidente Ricardo Lagos quien dijo que "Chile ha ejercido soberanía en el mar chileno y lo seguiremos haciendo".

Luego, y tras explicar el escenario con Perú a los diputados de las comisiones de Relaciones Exteriores y Defensa, los ministros de ambas carteras redoblaron la ofensiva. Mientras el canciller Ignacio Walker sostuvo que -a pesar de ser aprobado- el proyecto de ley limeño "carece absolutamente de efectos jurídicos en el ámbito internacional", el titular de Defensa, Jaime Ravinet, indicó que La Moneda espera que Lima revalúe su aprobación "porque necesariamente el hacer acto soberano en un territorio que pertenece a Chile puede generar incidentes no buscados que ciertamente afectan la paz que queremos construir".

Los análisis de La Moneda apuntan a que Perú trata de llevar esta tensión al borde del conflicto para obligar a una mediación. Incluso, según fuentes de Palacio, el Presidente Toledo habría consultado a juristas internacionales sobre la posibilidad de ganar una demanda en el Tribunal Internacional de La Haya. Estos habrían dado pocas esperanzas, por lo que Lima habría optado por forzar una negociación, donde Chile no saldría 100% favorecido.
Hay que agotar todas las instancias de dialago, comunicación y referendum, solo se puede vivir en paz, no a las intancias beligerantes.
Esto es un aporte de LA TERCERA.
Pablo Ramírez Torrejón
]]>