ENADE, es eL encuentro de las grandes empresas, los 4 CANDIDATOS quieren marcar diferencias, para que Chile siga en aras del crecimiento con equidad social.


SANTIAGO.- Cuando sólo restan poco más de dos semanas para la elección presidencial de diciembre, los cuatro candidatos trataron de marcar la diferencia al exponer hoy sus visiones económicas y propuestas para eventuales gobiernos, en el tradicional Encuentro Nacional de la Empresa, Enade. En la cita, los principales tópicos fueron las bases del sistema económico, innovación y disponibilidad tecnológica, inserción de Chile en el exterior, desempleo, el manejo del sector público y la educación. En lo que es considerado el último gran debate, los presidenciales Michelle Bachelet, Joaquín Lavín, Sebastián Piñera y Tomás Hirsch, coincidieron en destacar lo hecho hasta ahora por la administración de Ricardo Lagos, pero enfatizaron que aún falta mucho por realizar.



Uno de los aspectos más importantes en que los candidatos evidenciaron un mayor desacuerdo fue en el ámbito laboral. Mientras Lavín y Piñera coincidieron en la necesidad de aprobar la flexibilidad laboral, Bachelet la criticó señalando que ésta es sinónimo de precariedad. Hirsch en tanto coincidió con la candidata oficialista, y enfatizó que su intención es aumentar el poder de los trabajadores para que puedan negociar de igual a igual con los empresarios. Otro tema que sirvió a los postulantes para marcar sus diferencias fue el manejo de las empresas públicas ya que Bachelet aseguró que un eventual gobierno suyo no está dispuesto a privatizar ninguna empresa pública. Mientras, Lavín y Piñera son partidarios de convertirlas en sociedades anónimas abiertas. Hirsch también se mostró en contra de la privatización.


Sólo coincidencias.


En el resto de los temas tratados durante el encuentro, los candidatos demostraron que no tienen grandes diferencias de opinión, principalmente en lo que se refiere a mayor inversión en innovación y tecnología, así como en mejorar el acceso y la calidad de la educación. En lo referido a la microeconomía cada candidato dijo:



Bachelet aseguró que debe primar la libre competencia entre todas las empresas sin importar su tamaño, además de plantear la creación de una sola gran superintendencia para fortalecer el aparato regulatorio y terminar así con los abusos.


Hirsch reiteró su intención de imponer un royalty a las grandes transnacionales, además de fortalecer el Estado que garantice salud, educación y previsión.


Lavín, por su parte, afirmó que mantendrá el modelo económico imperante, pero que centrará sus esfuerzos en que todos los chilenos participen del éxito del sistema.


Piñera habló de la creación de un millón de empleos y de incrementar la tasa de crecimiento de un 5 a un 7%, además de crear una Fiscalía Nacional Económica Autónoma.


Innovación en tecnología


Hirsch planteó la necesidad de cambiar el sistema exportador de materias primas para comenzar a vender productos de mayor valor agregado. Su idea es aumentar el gasto en esta materia en un 2% el PIB.


Lavín dijo que creará un crédito tributario a las empresas, triplicará los fondos concursables del CONACYT y triplicar la inversión actual en ciencia de la mano de los sectores público y privado.


Piñera dijo que su objetivo era que las universidades y las empresas trabajen en conjunto en innovación y emprendimiento.


Bachelet quiere llegar a gastar el 1% del PIB en este ítem al final de su gobierno, capacitar a las pymes y aumentar el número de doctorados.

Inserción de Chile en el exterior.


Lavín alabó el trabajo de los ministros de Hacienda de los gobiernos de la Concertación y dijo que había que fomentar políticas que tiendan a un tipo de cambio real, y un mecanismo de resolución de controversias.


Piñera dijo que se requiere un cambio en la estructura productiva para poder obtener más ventajas de los Tratados de Libre Comercio.


Bachelet planteó que Chile se suscriba a un acuerdo de doble tributación, que la Cancillería se modernice y que se cree una subsecretaría de comercio exterior.


Hirsch criticó los TLC, pues a su juicio sólo benefician a los grandes empresarios y dijo que pondrá el acento al micro y mediana empresa además de mayor integración a nivel latinoamericano.


Desempleo.

Piñera reiteró su intención de entregarle jubilación a las dueñas de casa y señaló que su objetivo es crear 250 mil empleos al año, además de dar más capacitación a los trabajadores. Quiere crear un Consejo Nacional del Trabajo Autónomo.


Bachelet pretende otorgar más empleo a mujeres y jóvenes, además de que el Estado subsidie el empleo para éstos últimos. Quiere fortalecer el seguro de cesantía.


Hirsch buscará fortalecer las pymes para que accedan a más créditos, capacitación y tecnología.


Lavín quiere que disminuya el desempleo, pero también buscará aumentar el número de personas que hoy buscan trabajo. Además está a favor de que las pymes puedan renegociar sus deudas.


Manejo del sector público.


Bachelet quiere crear una agencia para velar por la calidad de las políticas públicas, avanzar en la figura del defensor público y regular el lobby y el gasto electoral.


Hirsch buscará aumentar los recursos para la fiscalización del sistema público y crear una contraloría del medioambiente que sea autónoma del gobierno de turno.


Lavín quiere que haya transparencia total en el ente fiscal, que se termine el cueteo político, que los ministros dejen de ser directores de las empresas estatales.


Piñera plantea una reingeniería del Estado para que éste se modernice, se haga más transparente, quiere regular el lobby y crear gobiernos corporativos para las empresas públicas.


Educación.


Hirsch quiere fortalecer la ley de educación pública, para que es Estado tenga un rol más activo en la enseñanza. Su idea es aumentar a un 7% del PIB la inversión en esta área, sumado a un 3% de aporte privado.


Lavín dice que creará un Consejo Autónomo de Educación y otorgar educación preescolar para todos, y un liceo tipo Instituto Nacional y Liceo 1 en cada comuna de Chile.


Piñera quiere mejorar la calidad de los profesores con más incentivos, evaluaciones y mejores remuneraciones. Pretende duplicar la educación escolar en forma diferenciada.


Bachelet tiene como meta que al término del primer ciclo de educación básica, todos los niños cuenten con igualdad de oportunidades. Además desea fomentar la lectura y entregar un sistema de salas cunas a todas las madres de pocos recursos.





Candidatos presidenciales expusieron en ENADE sus propuestas económicas.



Con fuertes aplausos fueron recibidos los cuatro candidatos presidenciales Michelle Bachelet, Joaquín Lavín, Sebastián Piñera y Tomás Hirsch, quienes expusieron esta tarde en ENADE 2005. Los abanderados entregaron sus propuestas económicas ante los empresarios del país, en la la cuarta sesión llamada "Un nuevo gobierno para Chile".




La primera pregunta a la cual se vieron enfrentados fue: ¿Le harían un cambio al modelo económico?


Bachelet fue la primera en contestar y dijo que Chile está bien "aunque a veces perdemos las perspectivas". En cuanto a los cambios, sugirió avanzar en la libre competencia. Propuso modificaciones al aparato regulatorio, como "una sola gran superintendencia", inspirada en el modelo británico.



Tomás Hirsch contestó en segundo lugar, y comentó que el modelo ha generado crecimiento, pero ha sido ineficaz en la distribución del ingreso. Aseguró que es necesario mantener los pilares de macroeconomía, sin embargo abogó por un royalty minero "de verdad, no esta tomadura de pelo de este 3%". Finalmente propuso reconstruir un Estado de bienestar, integrar la economía chilena a la región, y lo más urgente, según explicó, reformar el sistema de pensiones.



Luego subió Joaquín Lavín, y comenzó su exposición con una broma. Explicó que Piñera "tenía ganas de subirse (a la tarima donde hablan)", en alusión a una versión anterior del encuentro en que el abanderado UDI participó como candidato, mientras que Piñera lo hizo como uno de los empresarios invitados. "Ahora se subió y quiere bajarme a mí", lo que generó risas en la asistencia. Después, sin entrar en mayores detalles, enfatizó que su prioridad será el cambio social, especialmente en la educación.



En el turno de Piñera, él respondió inmediatamente a la broma de Lavín: "(Joaquín) no te quiero bajar. Te necesito en la segunda vuelta”. Al detallar su propuesta, el candidato de RN expresó que pretende aumentar la tasa de crecimiento potencial, y ofreció igualdad de oportunidades a través de la creación de 1 millón de empleos (propuesta recurrente en su campaña presidencial), y mejorar la educación. También abogó por un ente independiente que fiscalice la libre competencia y destacó el rol de la innovación en la actividad económica.



Ciencia y tecnología


Sobre este tema, Tomás Hirsch atribuyó el atraso chileno en este ítem al "desmantelamiento del sistema público de educación superior" durante el gobierno militar. Entre las propuestas para incentivar el desarrollo en estos campos propuso modificar el modelo exportador, productos de mayor valor agregado para así incentivar la transferencia tecnológica. Propuso que la investigación se enfoque también en el medio ambiente, energías alternativas y en el mejoramiento de la salud. También se mostró a favor de definir una estrategia de ciencia y tecnología basada en las universidades públicas para lo cual propuso aumentar el gasto público en este ítem del 2% del PIB. También propuso que Conycit pase a ser un centro nacional de investigación pública.



Para Lavín el tema clave está en la falta de incentivos. Se refirió a triplicar el gasto (que actualmente es sólo de 0,06 %) para así llegar a 1.200 millones de pesos. Propuso también triplicar los fondos concursables de Fondecit, proteger la libertad intelectual y aumentar la promoción de doctores a mil por año.



El abanderado de RN señaló que en el país se invierte poco y se invierte mal en este ámbito. Además, agregó que el tema fundamental tiene que ver con la mala calidad y la desigualdad de la educación. Para disminuir la brecha tecnológica, Piñera propuso aumentar las asociaciones estratégicas entre universidades y empresas, proceso que deberá ser impulsado por el Estado.



Bachelet llamó a darle un "valor agregado a los productos para alcanzar el desarrollo" y a elevar la calidad de la educación. También criticó la falta de profesores del área de las ciencias, matemáticas e inglés, asignaturas que calificó como "básicas para el desarrollo tecnológico". Además, Bachelet propuso crear un consejo de apoyo a la innovación.



Comercio Exterior


Otro tema que discutieron fue la inserción de Chile en el mundo, y cómo mejorar la integración comercial de Chile en el exterior. Lavín llamó a utilizar todas las instancias para resguardar las inversiones chilenas en el exterior. Además propuso profundizar los TLC, pero con énfasis en mecanismos de solución de controversias.



Por su parte Piñera, destacó que la asociación entre apertura comercial y crecimiento económico es reconocida. Aseguró que el camino adecuado es profundizar los TLC, y agregó que para aprovechar esos acuerdos se requiere introducir cambios a las estructuras productivas.



Bachelet se refirió a que Chile se pueda convertir en un polo de servicio. También propuso un portal de e-business, y que éste sea en castellano y en chino y enfocado hacia las pymes. Pidió que la cancillería sea más dinámica y que se cree una subsecretaría de comercio exterior. Finalmente se mostró esperanzada en que Chile se transforme en un miembro pleno de OECD.



Hirsch hizo diversos homenajes a los trabajadores para luego explicar que los TLC suelen favorecer a las empresas más grandes, pero perjudican a las pymes. Para mejorar dicha situación, propuso generar acuerdos enfocados a las pequeñas empresas.



Empleos en el país.



Luego vino otra pregunta referida al empleo en el país. Piñera se mostró partidario de triplicar el promedio de creación de empleos al año (alcanzar los 200 mil), entregar subsidios en la contratación de jóvenes, y jornadas de trabajo más flexibles.



Bachelet manifestó que era necesario que las mujeres y jóvenes cuenten con mayor flexibilidad para trabajar. Propuso como meta crear un millón de empleos para el 2010 y planteó un plan llamado "sueldo seguro", que consiste en entregar un subsidio al empleo juvenil, que el Estado pague parte de las cotizaciones a jóvenes menores de 25 años que tengan contrato de trabajo, y también promueve la creación de salas cunas en las empresas, para fomentar la contratación de mujeres.




Hirsch se concentró en fortalecer los derechos de los trabajadores y en la defensa de las pymes, para las cuales pidió un mayor acceso a los créditos, capacitación e innovación.




Lavín explicó que es necesario disminuir el desempleo, pero a su vez propuso aumentar la fuerza de trabajo, especialmente en los sectores más pobres. Abogó porque las pymes puedan renegociar sus deudas y porque se amplíen las negociaciones colectivas. Finalmente también pidió más trabajo para mujeres y jóvenes. "No obligaremos a la mujer chilena a elegir entre trabajar o ser mamá", concluyó el candidato UDI.



Transparencia.



Frente a la pregunta de cómo mejorar la transparencia en las empresas públicas y aumentar la eficiencia, la primera en responder fue Michelle Bachelet, quien dijo que se debía continuar con la reforma al Estado, donde se premie a quienes entregan buena atención. También destacó la creación de la figura del defensor público. Finalmente señaló que no privatizará ni Codelco, Enap, Correos, “ni ninguna otra cosa”.



Hirsch criticó la falta de personal para fiscalizar los abusos laborales y medioambientales y llamó a tener una Constitución completamente nueva. Señaló que se necesita establecer los plebiscitos como formas de participación de la ciudadanía.



Lavín propuso transparencia total, donde se publique en Internet la información de todas las empresas públicas, un CONAMA autónomo, poner fin al cuoteo político, y la creación de un Consejo de Gestión de las Empresas Públicas, en donde las empresas estatales se transformen en sociedades anónimas abiertas con 20% de sus acciones en la Bolsa.




Piñera llamó a recuperar el valor del trabajo bien hecho, criticando al gobierno por sus irregularidades en los puentes Loncomilla y Santa Cruz, y la mala reparación en la Alameda.




Educación.



La última pregunta se refirió al tema de la educación y cómo ésta es la mejor manera de mejorar la distribución del ingreso. Los cuatro candidatos estuvieron de acuerdo en el rol fundamental que tiene la educación preescolar en el desarrollo de las personas.




Tomás Hirsch señaló que la educación "se mejora con más pedagogía y no con más mercado" y agregó que en Chile "la educación se ha convertido en un negocio". Además, indicó que el Estado debe tener un rol activo en la entrega de los recursos necesarios y que es fundamental fortalecer la red de educación pública. Entre sus propuestas, Hirsch propuso aumentar la inversión del estado llevándola a un 7% del PIB "que sumado al 3% del sector privado ayuda a mejorar la calidad de la educación". Agregó que le parece muy bien la participación de privados en la educación pero que "no debería ser con fines de lucro".




Joaquín Lavín señaló que la educación es la clave de la competitividad de Chile en el mundo y de la distribución del ingreso en el país. Aclaró que lo importante es saber gastar bien los recursos. Las propuestas del candidato de la UDI fueron "una política de Estado, un banco central de la educación" que se encargue de los textos, los programas, entre otros; una "educación preescolar para todos, es decir, la subvención para kinder y prekinder"; y dijo que si llega a ser Presidente de la República, buscará replicar el modelo del Instituto Nacional y del Liceo 1 de Niñas en las principales ciudades de Chile, junto a un programa de inglés vía rápida, a través de cursos gratis para los 50 mil puntajes mas altos del Simce.





Sebastián Piñera puso énfasis en la falta de cobertura de la educación preescolar y en la calidad de los profesores. Para esto último, señaló que la capacitación y la evaluación son fundamentales. También planteó la idea de que los padres estén siempre informados del desempeño de sus hijos y llamó a terminar con la discriminación "entre los que van a la educación universitaria y los que van a la técnica profesional".





Michelle Bachelet, por su parte, propuso iniciar la educación desde la edad preescolar y apuntó que hay una directa relación entre el desempeño en la prueba Simce y la PSU. "Mi gran meta es que al término del primer ciclo básico todos los niños puedan gozar de las mismas oportunidades, independiente de la cuna en que nacieron". La ex ministra propuso implementar un sistema de educación preescolar y de sala cuna para hijos de madres trabajadoras, además de elevar el aporte estatal a escuelas públicas y universidades.




Palabras finales.


En el cierre de sus intervenciones, el primero en explayarse fue Sebastián Piñera. Llamó a "reencontrar el rumbo", tras hacer un balance del gobierno de Ricardo Lagos, en el que criticó que en sólo se han creado 100 nuevos empleos al año, se ha duplicado la delincuencia y ha bajado la calidad de la educación y la salud.



Bachelet expresó que quiere apoyar a quienes "no les ha ido bien", y anunció que creará una red de protección social. "Es mi compromiso y voy a cumplirlo", sentenció.



Hirsch, haciendo referencia implícita al nombre de su pacto, manifestó "aquí nos necesitamos todos", e insistió en que el desarrollo económico no favorezca sólo a algunos sectores.



Lavín afirmó que el talón de Aquiles de la economía chilena es la desigualdad y afirmó que aspira a ser "el Presidente del cambio social". Al terminar su discurso reiteró que será él quien dispute una segunda vuelta con Bachelet. La miró a la cara y señaló: "Como dijo Leonel Sánchez, que gane el más mejor".



Formato del "debate"



Cada uno de los postulantes a La Moneda tuvo tres minutos para contestar cada una de las seis preguntas -iguales para todos- que les hizo el presidente de Icare, Alfredo Moreno, al mismo tiempo que tuvieron un minuto para entregar su mensaje final. Antes de las exposiciones de los candidatos los organizadores programaron el lanzamiento de la campaña "Imagen País" que fue dada a conocer a todos los asistentes.






Candidatos presidenciales presentaron sus propuestas económicas al mundo empresarial.



Esta tarde los cuatro candidatos presidenciales rindieron su examen ante los empresarios reunidos en la Enade, el que fue transmitido en video y audio por La Tercera Online. La cita máxima del año para los privados y que organiza Icare fue el escenario para examinar la muñeca económica de Michelle Bachelet, Joaquín Lavín, Sebastián Piñera y Tomás Hirsch, cuando apenas faltan sólo 12 días para las elecciones.




La primera de las seis preguntas, abordó el tema de cómo mejorar el modelo económico en Chile, cuál es la reforma que más se necesita. La candidata oficialista puso énfasis en tener "una cancha pareja" donde todos tengan las mismas oportunidades para competir, sean pequeños, medianos y grandes empresarios. Además llamó a crear una sola superintendencia en materias económicas, más moderna y sofisticada, al mismo tiempo que se apoye la creación de nuevas empresas.





Tomás Hirsch criticó el modelo económico por la concentración de los recursos y señaló que a través del sistema de pensiones se ha robado a los trabajadores. Además dijo que está por aumentar el gasto social de 15 a 30%. Asimismo llamó a crear un nuevo royalty para las mineras, y no lo que se tiene hoy que era "ridículo", al mismo tiempo que agregó que hace falta integrar la economía a América Latina. El candidato del Pacto Juntos Podemos fue el único candidato que hasta ahora ha recibido algunas pifias.



Por su parte Lavín fue aplaudido fuertemente por la audiencia al recordar que en el encuentro anterior bromeó con que Piñera quisiera estar en el estrado, cosa que ahora se cumplió. En su respuesta señaló que esperaba que el gobierno usara bien los dineros para que "lleguen a los pobres". En ese sentido dijo que el sistema económico es bueno pero "todos tienen que subirse al carro", para que el próximo Presidente sea el responsable del cambio social.



Piñera, que también sacó grandes aplausos, dijo que quiere ser el primer Presidente que derrote a la pobreza en Chile, con un millón de empleos, mejoras en la educación y flexibilidad económica.



CIENCIA Y TECNOLOGIA


En la segunda pregunta, los candidatos fueron consultados sobre la brecha tecnológica existente entre nuestro país y las naciones desarrolladas. Tomás Hirsch señaló que durante el gobierno militar se redujo el presupuesto de investigación y se expulsó a los mejores investigadores. Además, explicó que se prohibieron autores y se cerraron departamentos completos de varias universidades.



Entre sus ideas para reducir la brecha, el abanderado del Juntos Podemos propuso modificar el modelo de exportación de materias primas, por exportación de productos con un mayor valor agregado, para incentivar la transferencia tecnológica. Además llamó a dirigir las investigaciones hacia las áreas de salud, educación y medio ambiente e incluir estudios en ciencias económicas, sociales y sicológicas, y convertir el Conycit en un centro de investigación pública.




El candidato de la UDI, Joaquín Lavín dijo que "este es un tema clave" y apuntó a que la brecha se produce porque existe poca inversión en ciencia y agregó que falta incentivo para que las empresas gasten más. Lavín recordó que "tenemos los recursos naturales y los profesionales" y agregó que sólo se gasta un 0,6% del PIB en ciencia y tecnología. El abanderado de la UDI propuso crear un crédito tributario a la inversión de ciencia y tecnología además de triplicar los fondos concursables y proteger la propiedad intelectual.



Sebastián Piñera recordó que al anunciar su candidatura presidencial dio inicio a la venta de sus empresas y que renunció a los directorios que presidía. El abanderado de RN señaló que en nuestro país "invertimos poco e invertimos mal" en ciencia y tecnología y apuntó a que el tema fundamental tiene que ver con la mala calidad y la desigualdad de la educación. Para disminuir la brecha tecnológica, Piñera propuso aumentar las asociaciones estratégicas entre universidades y empresas, proceso que deberá ser impulsado por el Estado.



Michelle Bachelet llamó a darle un "valor agregado a los productos para alcanzar el desarrollo" y a elevar la calidad de la educación. En ese sentido criticó la falta de profesores del área de las ciencias, matemáticas e ingles, asignaturas que calificó como "básicas para el desarrollo tecnológico". La abanderada de la Concertación destacó lo logrado por el gobierno del Presidente Lagos, como el programa Chile Califica, e indicó como una prioridad en su gobierno el capacitar a las Pymes. Además, Bachelet propuso crear un consejo de apoyo a la innovación.



COMERCIO EXTERIOR



La tercera pregunta del foro apuntó a temas relacionados con el comercio internacional, específicamente cómo mejorar la integración comercial de Chile en el exterior. Aquí tomó la palabra Lavín, quién partió por responderle a Piñera que no son sólo los empresarios los que sudan la gota gorda (aludiendo a sus dichos anteriores), sino que también los hacen los servidores públicos, como él. El principal aspecto destacado por el abanderado de la UDI para mejorar la participación de Chile en los mercados extranjeros fue intención de mancomunar los esfuerzos públicos y privados. "A Chile lo vendemos juntos afuera", recalcó. Asimismo, propuso atizar la legislación internacional, velar por el libre comercio y la protección de la inversión y preocuparse por tener mecanismos de resolución de controversias".



Sebastián Piñera, en tanto, respondió a Lavín recordándole que él lleva más años sirviendo públicamente, desde 1988. En relación a sus propuestas en materia de comercio exterior, el candidato RN destacó lo que se está haciendo con China y Corea, en cuanto a apertura e integración. "Se requiere un cambio en la estructura productiva", explicó Piñera, agregando que "Chile debe tomar ventajas de los TLC´s para que haya más inversión y flexibilidad" (no sólo en materia laboral).



Por su parte, la candidata oficialista destacó la labor realizada por los gobiernos de la Concertación en este ámbito y señaló que "no sólo se han firmado acuerdos históricos (...) sino que Chile ha actuado sin abandonar sus principios". Además recalcó la importancia de que Chile puede constituir un polo de de servicios, lo "que es clave para generar trabajo". Bachelet anunció además que quiere tener una Cancillería más dinámica y moderna, "yo planteo un Ministerio de Relaciones Exteriores con una Subsecretaría de Comercio Exterior", señaló.



Finalmente Hirsch, se dirigió a los candidatos Piñera y Lavín para "aclararles" que los que realmente sudan la gota gorda son los trabajadores, provocando las risas y los aplausos entre los asistentes. En relación a sus proyectos, el candidato del Juntos Podemos Más indicó que se debe generar tratados internacionales que tengan el acento en las pymes, para que puedan "generar empleos". También se mostró partidario de avanzar en la integración comercial latinoamericana, como los tratados con alcances energéticos.




EMPLEO


La cuarta pregunta fue uno de los puntos clave en la campaña presidencial. En este tema se preguntó a los candidatos sobre sus propuestas para aumentar el empleo y se hizo hincapié en los jóvenes y mujeres. Al respecto, Sebastián Piñera señaló que "vamos a tener que cambiar muchas cosas y no depender solamente del crecimiento. Por de pronto se va a requerir capacitar a mucha gente". El abanderado de RN se sumó a los homenajes de la jornada e hizo lo propio con la mujer chilena, intervención en la que sacó fuertes aplausos. También destacó a las esposas de los candidatos presidenciales y a las dueñas de casa, reafirmando su propuesta de entregarles una pensión de jubilación. Piñera reafirmó su propuesta de crear 200 mil puestos de trabajo al año. Al mismo tiempo dijo que el Estado debe entregar un subsidio a 60 mil jóvenes para igualar la tasa de desempleo de los jóvenes con la del país. Al término de su alocución, el empresario señaló que se requiere un Consejo Nacional del Trabajo Autónomo.




La abanderada de la Concertación, Michelle Bachelet, señaló que el tipo de gobierno que quiere es donde "podamos hacer un pacto social en que los empresarios cumplan un rol importante, pero los trabajadores también, porque en definitiva todos juntos podemos sacar a este país adelante". La ex ministra de Defensa agregó que desde el primer día de su eventual gobierno creará empleo digno y decente, con flexibilidad para mujeres y joven, pero no con precariedad. Para eso, dijo, se necesita una economía sana y sólida, un crecimiento sostenido. Bachelet ratificó su propuesta de crear un millón de empleos al año 2010 con un programa de sueldo seguro que entregue un subsidio al empleo juvenil y donde el Estado pague parte de las cotizaciones hasta los 25 años de edad a quienes tengan un contrato de trabajo. Además propuso fomentar el empleo femenino con seis meses de cotización continua, y que los derechos laborales se respeten y la ley se cumpla.




En este tema, el candidato del Pacto Juntos Podemos Más, Tomás Hirsch, fue nuevamente uno de los más críticos al señalar que "todavía no entiendo de qué se enorgullecen tanto (respecto al crecimiento económico), cuando tenemos una de las peores distribuciones de ingreso del planeta. Esto es una bomba de tiempo". Hirsch señaló que las condiciones laborales de millones de trabajadores, los sueldos bajos y la mala distribución del ingreso son los graves problemas en este tema. El abanderado del Juntos Podemos Más agregó que hay que crear instancias para que no se produzcan malas condiciones laborales porque los riesgos los asumen los trabajadores. Al mismo tiempo llamó a fortalecer los derechos de los trabajadores y las pymes, con un acceso a crédito y capacitación, con mayor inversión e innovación tecnológica.




El candidato de la UDI, Joaquín Lavín dijo que "dar trabajo es la razón de fondo por la que quiero ser Presidente". Lavín señaló que el gran fracaso del gobierno está en los 600 mil cesantes y que en Chile se necesita mayor fuerza laboral y dinamismo en la economía. Al mismo tiempo, agregó que se necesita una mayor inversión, que las pymes deben renegociar sus deudas y se debe ampliar el ámbito de la negociación colectiva. Al finalizar su discurso sobre el tema, el ex alcalde de Santiago dijo que debe haber una Dirección del Trabajo autónoma y que tiene que crearse más trabajo para las mujeres y los jóvenes. "No obligaremos a la mujer chilena a elegir entre trabajar o ser mamá", concluyó Lavín.




EMPRESAS PÚBLICAS Y TRANSPARENCIA



Ante la pregunta de cómo mejorar la transparencia en las empresas públicas y aumentar la eficiencia, Bachelet dijo que había que continuar con la reforma al Estado, creando servicios de excelencia en donde se premie a aquellos que dan buena atención. También propuso la creación de una agencia para la calidad de las políticas públicas, regular lobby y el acceso a la información del Estado y crear la figura del defensor del ciudadano. Asimismo, recalcó que no privatizará "ni Codelco, ni Enap, ni Correos, ni ninguna otra cosa".




Por su parte Hirsch hizo la pregunta sobre ¿quiénes están detrás del lobby del tráfico de influencias? contestando él mismo que obviamente "no los trabajadores". El candidato del pacto Juntos Podemos criticó la falta de personal para fiscalizar los abusos laborales y medioambientales y llamó a tener una Constitución completamente nueva. Además señaló que se necesita establecer los plebiscitos como formas de participación de la ciudadanía, la creación del defensor del pueblo y una Contraloría de Medioambiente autónoma del gobierno de turno, que fije las normas y fiscalice.




En tanto que Lavín señaló que aún existe un espacio gigantesco para la modernización del sector público. Por ello, propuso transparencia total, donde se publique en Internet la información de todas las empresas públicas, un CONAMA autónomo, no al cuoteo político, y la creación de un Consejo de Gestión de las Empresas Públicas, en donde las empresas estatales se transformen en sociedades anónimas abiertas con 20% de sus acciones en la Bolsa.




Piñera llamó por su parte a recuperar el valor del trabajo bien hecho, criticando al gobierno por sus irregularidades en los puentes Loncomilla y Santa Cruz, y la mala reparación en la Alameda. Por otra parte pidió terminar con "el cajón oscuro", en donde a veces no se supo que pasó con las comisiones investigadores. "Están detenidos desaparecidos" dijo respecto de esos informe Bates. Por último insistió en una reingeniería del Estado en donde las empresas se transformen en sociedades anónimas, con gobiernos corporativos sin cuoteo político.




EDUCACION


La última pregunta apuntó al tema de la educación como arma para mejorar la distribución del ingreso. Los cuatro candidatos coincidieron en que la educación preescolar cumple un rol fundamental en el desarrollo de las personas.


Tomás Hirsch señaló que la educación "se mejora con mas pedagogía y no con más mercado" y dijo que en Chile "la educación se ha convertido en un negocio". El candidato del Juntos Podemos Más indicó que es necesario fortalecer la red de educación pública y que el estado debe tener un rol activo, "no sólo entregarle los establecimientos a las municipalidades sino entregar los recursos necesarios". Hirsch recordó que Lagos había propuesto en su campaña un computador con Internet por sala, y agregó que "hoy hay al menos 45 mil salas esperando su computador". Entre sus propuestas, Hirsch planteó aumentar la inversión del estado llevándola a un 7% del PIB "que sumado al 3% del sector privado ayuda a mejorar la calidad de la educación". Agregó que le parece muy bien la participación de privados en la educación pero que "no debería ser con fines de lucro".





Joaquín Lavín señaló que la educación es la clave de la competitividad de Chile en el mundo y de la distribución del ingreso en el país. Agregó que no se trata sólo de gastar plata, sino que hay que gastarla bien. El abanderado de la UDI propuso "una política de estado, un banco central de la educación" que se encargue de los textos, los programas, etc. Además planteó "educación preescolar para todos, es decir, la subvención para kinder y prekinder", y dijo que si llega a ser Presidente de la República, creará un instituto nacional y un liceo 1 de niñas en las principales ciudades de Chile, junto a un programa de inglés vía rápida, a través de cursos gratis para los 50 mil puntajes mas altos del Simce.Sebastián Piñera apuntó a la falta de cobertura de educación preescolar y señaló que los niños que no acceden a ella llegan con una desventaja a la básica.



El abanderado de RN indicó que la calidad de los profesores es la medida para mejorar la educación, a través de capacitación y evaluación. Además propuso informar a los padres de los resultados de sus hijos y llamó a terminar con la discriminación "entre los que van a la educación universitaria y los que van a la técnica profesional".



Al iniciar su intervención, la abanderada de la Concertación, Michelle Bachelet, recibió aplausos luego de criticar la analogía que hizo Piñera de las comisiones de gobierno y los Detenidos Desaparecidos. "No me pareció gracioso lo que Sebastián Piñera habló sobre los Detenidos Desaparecidos. Creo que no es la forma, un tema que ha sido una tragedia en nuestro país y yo que hasta el día que me muera voy a trabajar por crear condiciones democráticas para que no volvamos a pasar por una cosa de esa naturaleza", señaló. Con respecto al tema de la educación, Bachelet propuso iniciarla desde la edad preescolar y apuntó que hay una directa relación entre el desempeño en la prueba Simce y la PSU. "Mi gran meta es que al termino del primer ciclo básico todos los niños puedan gozar de las mismas oportunidades, independiente de la cuna en que nacieron", indicó Bachelet, quien además llamó a fomentar la lectura. La ex ministra propuso implementar un sistema de educación preescolar y de sala cuna para hijos de madres trabajadoras, además de elevar el aporte estatal a escuelas públicas y universidades.



MENSAJE FINAL


Sebastián Piñera realizó un buen balance del gobierno de Ricardo Lagos, señalando que tuvo aspectos positivos que "los vamos a mantener y fortalecer", indicó. No obstante, recalcó que no se ha logrado aumentar la tasa de crecimiento potencial de la economía y que hay índices, como el de la delincuencia, que han aumentado al doble. Asimismo, puso énfasis en el tema de la desigualdad socioeconómica y en el déficit existente en el plano de la innovación tecnológica. "Lo que voy a hacer es recuperar el tiempo perdido", sostuvo el presidenciable RN.


Michelle Bachelet afirmó en su minuto de cierre que Chile ya es un país que "está en marcha", donde "vamos a exportar más y a agregar más ingenio y creatividad". En este sentido, subrayó que en su gobierno se apoyará también "a los que todavía no les ha ido bien" y que creará una red de protección social. "Ese es mi compromiso y voy a cumplirlo", dijo Bachelet.


Por su parte, el candidato del pacto Juntos Podemos Más, Tomás Hirsch, se excusó por su tono durante el foro, señalando que "si hablo duro es porque me preocupan los chilenos". En este sentido expuso que como país "necesitamos una sociedad en que el centro sea el ser humano (...) no respetar los derechos es condenar a Chile a que sea un excelente lugar para los negocios de unos pocos mientras los otros sufren (...) hay que cambiar la dirección que lleva Chile", puntualizó.


Finalmente, el abanderado UDI, Joaquín Lavín, dijo sentirse orgulloso del país "que hemos construido", sin embargo, tiene su talón de Aquiles observó: que es la desigualdad. Sobre sus perspectivas electorales, el ex alcalde de Santiago se mostró confiado, "estoy convencido de que la Alianza puede ganar, estoy seguro que pasaré a segunda vuelta y como dijo Leonel Sánchez - refiriéndose a Bachelet- que gane el más mejor", concluyó.
Esto son aportes de La Segunda ; La Tercera ; El Mercurio.
Pablo Ramírez Torrejón(PD).
]]>