Se detecta en Alemania un gato muerto por gripe aviar. El animal murió en una isla especialmente castigada por el virus H5N. Los expertos suponen que el felino se contagió al comer las vísceras de un pájaro enfermo y restan trascendencia al hallazgo.




ENRIQUE MÜLLER/CORRESPONSAL BERLÍN. DV. Una ola de inquietud invade Alemania. El Instituto Friedrich Loeffler, la autoridad sanitaria competente en este país para hacer frente a la gripe aviar, anunció ayer la primera muerte en Europa de un gato víctima del virus H5N1. El cadáver del felino fue hallado el pasado fin de semana en la isla de Rügen, la zona más afectada de la Unión Europea, donde casi un centenar de aves han dado positivo en los análisis.



La hipótesis más plausible es que el gato se contagió al comer un pájaro infectado. «Se sabía desde hace tiempo que los felinos pueden contraer el virus si se alimentan de aves enfermas», explicó el presidente del instituto de referencia alemán, Thomas Mettenleitere, tras recordar que varios tigres y panteras de zoológicos asiáticos habían muerto tras comer pollos con el H5N1.



El científico no excluyó la posibilidad de un contagio en humanos a través de los animales domésticos, aunque precisó que hasta ahora el virus sólo ha saltado de las aves al hombre tras un contacto muy estrecho y continuado. José Manuel Sánchez Vizcaíno, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense, precisó que ya se conocía la facilidad de la gripe aviar para pasar a otras especies, pero destacó la «enorme dificultad» para que se transmita de gatos a humanos, ya que todavía no se conoce ningún caso de contagio entre los propios gatos. Así, insistió que en Asia el virus hace meses que pasó de las aves a los felinos e, incluso, a los cerdos. «Lo que no se ha detectado es que pase de un gato a otro, de un cerdo a otro, o de un humano a otro», que sería lo realmente preocupante y lo que podría originar una pandemia especialmente mortífera.



Los expertos del Instituto Loeffler han enviado una recomendación urgente a todos los propietarios de gatos y perros que viven en las zonas donde se ha detectado la gripe aviar, en concreto en cinco estados: Mecklemburgo-Antepomerania, Schleswig-Holstein, Brandeburgo, Baden-Württemberg y Baviera. Advierten a los dueños de que no deben dejar a sus mascotas al aire libre y les recuerdan que tienen que cuidar con rigurosidad sus condiciones higiénicas.



Perímetro de seguridad.



De momento, «todos los cadáveres de pájaros han sido detectados en el interior del vasto perímetro de seguridad» que las autoridades alemanas han levantado alrededor de las comarcas afectadas, pero las aves, especialmente cisnes, «siguen muriendo a causa del virus», insistió Thomas Mettenleitere. Hasta la fecha han sido recogidos 129 pájaros salvajes infectados con el H5N1, 121 en el estado de Mecklenburgo Pomerania Occidental, donde se encuentra la isla de Rügen.



Un portavoz del Ministerio de Agricultura alemán adelantó que el problema será abordado hoy, durante una reunión de los estados federados para combatir la plaga e impedir que la gripe aviar llegue a los animales de corral. Las autoridades alemanas también informarán a sus colegas comunitarios en una reunión que mantendrá en Bruselas el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria de la UE, que reúne a expertos de los Veinticinco.



De todas formas, el portavoz de Sanidad de la Comisión Europea, Philip Tod, matizó que «no hay pruebas» de que el «salto» del virus H5N1 de un ave a un gato, ya ocurrido en el pasado, produzca una mutación del virus que resulte peligrosa para las personas.



Tranquilidad en España.



El director general de Ganadería del Ministerio de Agricultura español, Carlos Escribano, destacó que, desde el punto de vista epidemiológico, el contagio del gato en Alemania «no tiene ninguna significación», ya que no está demostrado que los felinos sean capaces de transmitir la enfermedad a otro gato y a otra especie. Además, en España no se ha detectado este virus, por lo que «los gatos en este país y bajo estas circunstancias están completamente a salvo». Escribano explicó que «los gatos son sensibles al virus de la influenza desde siempre, ya que se trata de una enfermedad que tiene más de cien años. La novedad en este caso es que se trata del virus H5N1, aunque ya se había confirmado un problema de este tipo en felinos en Asia».



En España la situación sigue «igual», ya que se mantiene el sistema de vigilancia y se analizan unas 500 muestras sospechosas que llegan cada día al laboratorio de referencia de Algete. Neiker, el centro de referencia en Euskadi -capaz de ofrecer un diagnóstico final con certeza en 24 horas-, llevaba analizadas hasta hace una semana 1.247 muestras, de las que 1.056 pertenecían a aves domésticas -se ha actuado en el 100% de las explotaciones avícolas- y 191, silvestres. Todas ellas han arrojado resultados negativos.



MAPA DE LA EPIDEMIA



Francia: Unos cuarenta países han restringido las compras de productos avícolas franceses a causa de la aparición de casos de gripe aviar, lo que supone una caída del el 12% de las exportaciones.



Rusia: Se confirma que la enfermedad que diezmó a las aves de una granja de la región de Krasnodar era la cepa letal H5N1. Unas 180.000 gallinas contagiadas han sido sacrificadas en una granja avícola en la república de Daguestán.



Rumanía: Varias aves de corral domésticas sometidas a análisis dan positivo de un subtipo del virus H5.



Suecia: Primeros casos de «una forma agresiva de gripe aviar» en aves salvajes.



Alemania: La gripe aviar se extende al land de Baviera, que es ya el quinto estado federado afectado por la epizootia.





España: La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, se reúne hoy con los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas para hacer un repaso a la situación. El PP pide que se encierren las aves de corral de Bilbao.




El experto destaca que el salto de especie en Europa confirma la agresividad» de la cepa y su «capacidad de transmisión» BILBAO. DV. Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Veterinarios de España, resumió ayer la situación afirmando que «la gripe aviar se acerca, estamos entre dos fuegos». «Por un lado, la enfermedad afecta cada vez a más países en Europa: Georgia, Bosnia, Suiza... En Francia, un brote ha acabado con 1.000 pavos. Por otro, comienza la migración de las aves. En Nigeria hay un gran brote que afecta a ocho estados, Níger sufre la gripe también. El virus se acerca. Nos está poniendo cerco y el riesgo es cada vez mayor».



Sobre el salto de especies producido en Alemania y que afecta a un mamífero como el gato, el experto señaló que «confirma la gran agresividad del virus de la gripe aviar y su gran capacidad de transmisión. Mi opinión es que el felino se infectó por comer vísceras de cisnes muertos. En Tailandia, hace 8 meses, se dieron casos similares en gatos y tigres».



El presidente del Consejo General de Veterinarios de España, señaló que en teoría podría pasar que un gato enfermo transmitiera la gripe aviar a un humano y agregó que «hasta ahora sabemos que el H5N1 puede transmitirse de las aves a las personas. Si pasa a través de un gato estaríamos ante un nuevo salto de especie a especie. Hablamos de un virus nuevo, no conocemos todas sus implicaciones ni su comportamiento en otros animales. Ahora debemos estudiar cómo se desarrolla la enfermedad en los felinos, cuál es su período de incubación...»



Badiola es consciente de que el impacto psicológico de este salto de especie es innegable. A su juicio, «no es lo mismo que el virus afecte a un gato o que afecte a aves domésticas. Es una nueva puerta que se abre y no sabemos qué habrá detrás. Por el momento, el virus sólo había aparecido en aves domésticas. Conocemos que es susceptible de afectar a aves, caballos, mamíferos marinos, cerdos y al hombre. La transmisión entre mamíferos como el gato es eminentemente respiratoria. Y es obvio que un gato enfermo puede contagiar a otros».



Subrayó que ante la cuestión de si puede mutar el virus H5n1, hay que tener en cuenta que «cuanto mayores sean las posibilidades de que el virus afecte a más especies, mayor es el riesgo, porque se favorece la progresión del virus». Quiso dejar bien claro que «desconocemos si en esos saltos entre especies se producen adaptaciones o mutaciones del virus». Sobre la situación en nuestro país quiso lanzar un mensaje optimista. «Creo que España está preparada. ¿Encerrar a las aves? El 85% se crían en pabellones. Yo soy partidario de encerrar al resto, porque, tal vez, cuando llegue el virus no nos de tiempo a hacerlo».




Esta información es un aporte del diario Vasco.




Pablo Ramírez Torrejón (PD).
]]>