Aterrizando a nuestra realidad la UNESCO informa la elevación del nivel del mar amenaza los sitios culturales zonas costeras. Toda la culpa la tiene el alto consumo de combustible fósil.




Según informó hoy la UNESCO, los expertos, procedentes 'de todas las partes del mundo', además de examinar los riesgos que el cambio climático supone para los diferentes sitios culturales y naturales del Patrimonio Mundial, buscarán 'soluciones adecuadas a los problemas planteados'. La UNESCO recalcó que numerosos ecosistemas naturales y sitios del Patrimonio Mundial terrestre y marino, glaciares, arrecifes de coral, manglares, bosques boreales y tropicales, ecosistemas polares y alpinos, humedales y praderas, corren el riesgo de verse afectados por el cambio climático.



Asimismo, la elevación del nivel del mar amenaza los sitios culturales emplazados en zonas costeras, como la ciudad de Venecia y los cuatro sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO ubicados en Londres.



Además, la desertización hace peligrar las grandes mezquitas de la ciudad maliense de Tombuctú, mientras que las precipitaciones lluviosas y los cambios de temperatura pueden provocar el derrumbamiento de las estructuras de monumentos como los templos megalíticos prehistóricos de Hagar Qim (Malta). De otro lado, precisó la UNESCO, es previsible que los desplazamientos de población ocasionados por el cambio climático provoquen el abandono de algunos sitios y graves problemas en otros.


El conjunto de glaciares y montañas de Kluane/Wrangell-St Elias/Glacier Bay/Tatshenshini-Alsek (Estados Unidos de América y Canadá), el Parque Nacional de Sagarmatha (Nepal), el Parque Nacional Huascarán (Perú), el Monte Kilimanjaro (Tanzania), el fiordo helado de Ilulissat (Dinamarca), la Gran Barrera de Arrecife de Coral (Australia), la Reserva de la Barrera de Arrecifes (Belice) y el Parque Internacional de la Paz 'Glaciar de Waterton' (Estados Unidos de América y Canadá), son algunos de los sitios naturales en peligro.


La reunión de expertos fue organizada por el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO con la ayuda financiera del Reino Unido y el apoyo de la Fundación pro Naciones Unidas (FNU). Entre los expertos que se reunirán en París habrá especialistas de la propia UNESCO y de otras organizaciones internacionales, encargados de supervisar la aplicación de los convenios internacionales sobre medio ambiente y patrimonio mundial.



Participarán igualmente en el encuentro representantes de entidades asesoras del Comité del Patrimonio Mundial y de una serie de Organizaciones No Gubernamentales especializadas en los problemas del cambio climático, indicó la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Sus propuestas serán examinadas por el Comité del Patrimonio Mundial, que el próximo julio en Vilno (Lituania), celebrará su próxima reunión anual y decidirá qué medidas adoptar.



Este órgano independiente, integrado por 21 miembros, es también el encargado de inscribir los nuevos sitios naturales y culturales en la Lista del Patrimonio Mundial y de supervisar la aplicación del Convenio para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972.



Entonces debemos urgente de tratar de poner en marcha, un plan de trabajo para biocombustible, así realizamos nuestro pequeño aporte a nuestras costas o animales marinos muertos, porque quedaran varados en las costas por la subida del nivel del mar.



En Estocolmo, se puso en marcha un proyecto para incentivar el uso de biocombustible de la siguiente manera, estacionamiento gratis en la cuidad y Tag gratis, para todos los que usen este tipo de combustible incluyendo los buses urbanos, esto puede ser un buen ejemplo para tomar en cuenta.



Pablo Ramírez Torrejón (PD).
]]>