Pues defienda sus derechos: se está poniendo en marcha una asociación que trata de reunir a aquellos que, como el abajo firmante, unen en una única persona esas dos “desgraciadas” circunstancias (espero que mis colegas sepan perdonarme el humor negro).


Los padres de la idea son Jesús M. Flores Vivar, con el que se publicó una entrevista hace poco en este mismo periódico, y Pedro García Alonso, doctores y docentes de Ciencias de la Información en la Complutense de Madrid y que durante la semana pasada organizaron un interesante Congreso Internacional de Blogs y Periodismo en el que tuvimos el honor y el placer de participar explicando como estamos desarrollando en Periodista Digital nuestra relación, intensa, con los blogs.


Al parecer la asociación ya ha recibido la solicitud de ingreso de un número apreciable de profesionales, blogueros que con ello se comprometen a respetar el código ético que los creadores de la idea han preparado:


1.- Libertad: defender la libertad de expresión y el derecho a informar, admitir la diversidad de opiniones y discrepancias.


2.-Responsabilidad: cuidar la identificación de los autores de comentarios incorporados, pudiendo identificarlos.


3.-Profesionalidad: asegurar la calidad de la información. No esconder en ella publicidad ni propaganda.


4.-Objetividad: distinguir los hechos y datos constatables, de las opiniones e interpretaciones personales.

5.-Veracidad: no manipular imágenes ni testimonios falseándolos, salvo advirtiéndolo y presentándolo a modo de ironía o chiste.


6.-Honradez: salvar la propia independencia. No aceptar sobornos. Ser neutral y observador imparcial.


7.-Credibilidad: contrastar las fuentes, sin presentar rumores inciertos como seguros, para asegurar que la información sea exacta y genuina antes de volcarla a la Red.


8.-Autenticidad: citar o dar link de acceso a la fuente originaria si ésta es pública, respetando el copyright, sin plagiar ni copiar. No presentar como propias ideas o escritos de otros: no usarlas sin atribución.


9.-Respeto: Acatar los Derechos fundamentales reconocidos, no vulnerar la intimidad ni insultar, no ofender con calumnias ni injurias, no presentar violencia ni pornografía, no hacer apología del terrorismo ni de las drogas, no hacer discriminación negativa ni racismo, evitar cualquier actividad que menoscabe la integridad personal o perjudique a inocentes.


10.-Ciudadanía: No herir la sensibilidad de los lectores: tener presente que los Posts son accesibles a todos los públicos, también a menores de edad y a personas de otras culturas. Evitar los matices de referencias que puedan insultar a un grupo minoritario: usar otras alternativas que no ofendan.


Según los promotores de la idea, que cuentan con el apoyo de la Asociación de la Prensa, con este código se establecerá una diferenciación entre los miembros de la asociación y aquellos blogueros que no pueden (o no quieren) ofrecer el mismo nivel de profesionalidad y de respeto por lo que se supone que son las “reglas del periodismo”.


Uno es poco amigo del corporativismo en muchas áreas y también en el campo del periodismo, así que tiendo a desconfiar de asociaciones en general y de los códigos deontológicos en particular. Por otra parte, me pregunto porque los que mantenemos blogs necesitamos órganos asociativos distintos a los que ya nos ofrece la profesión y, además de eso, hay varios puntos del decálogo que no acabo de comprender o con los que no estoy del todo de acuerdo, así que por ahora mantendré mi condición de “outsider”.


No obstante mi voluntad de “llanero solitario” creo que es una iniciativa respetable, interesante y digna de ser dada a conocer, así que si ustedes quieren formar parte de ella, adelante.

Esto es un aporte de: Carmelo Jordá

Pablo Ramírez Torrejón (PD)
]]>
Blogger Marcel Pommiez Aqueveque]]>
Saludos]]>