La II Cumbre sobre Desarrollo Sustentable de Johannesburgo, estudió la escasez de agua potable y sus consecuencias, viendo que 2.400 millones no tienen acceso, o lo posee en condiciones desastrosas. Se calcula que para el 2020 la crisis del agua y producción de alimentos será imprevisible, y los poseedores de dicho recurso tendrán vital importancia en el mundo. En los próximos 20 años, el promedio de abastecimiento de agua por habitante caerá un tercio. El peor escenario, a mediados de siglo 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua potable; y en el mejor y con viento a favor, 2.000 millones. Para el 2050 el planeta habrá perdido 18.000 km3 de agua dulce.



Así como hoy es un peligro tener petróleo, también es peligroso tener agua. Argentina es el tercer país de toda América con mayores reservas de agua potable (superado por Canadá y Estados Unidos), y el número trece de todo el planeta.



Curiosamente, el 29 de octubre de 2002, el diario La Mañana del Sur alertó sobre una operación multimillonaria que pretendían realizar dos empresas estadounidenses, en carácter de "misión humanitaria", que propusieron en la ciudad de Neuquén comprar 100.000 hectáreas. Las empresas eran Saxon’s Bakers International y Delta International Trading Co., quienes decían iban a construir un tren bala patagónico. ¿Hacia donde se dirigen las vías férreas diseñadas por los imperios? Hacia el puerto.



En esos días, el Departamento Pastoral Social de la diócesis de San Carlos de Bariloche lanzó un comunicado alertando sobre una posible secesión de la Patagonía en beneficio de los grupos extranjeros. Señala principalmente que, ante una deuda externa pagada varias veces, pero aún impagable en este mecanismo, "no resulta exagerado pensar que los acreedores quieran cobrarse lo adeudado de alguna otra forma". En el mismo documento señala que tierra patagónica vendida y puesta en venta al extranjero supera a la provincia de Buenos Aires o a un país como Italia. El 22 de marzo de 2002, en el Boletín Oficial se publicó el decreto 533/2002 por el cual Duhalde, sobre la Deuda Pública, aprueba la contratación de consultoras internacionales para asesoramiento sobre deuda externa ante los organismos multilaterales. Dichas consultoras son Baker, Donelson, Bearman & Caldwel; Covington & Burling y Zemi Communications. Esta última es propiedad de Henry Kissinger, mentor del NSSM 200. De hecho, Benetton tiene entre Argentina y Chile (cuarta reserva de agua de América) 800.000 hectáreas para criar ovejas, aunque no utiliza siquiera un tercio para este fin.



El estadounidense Douglas Tomkins, autodenominado filántropo ecologista, tiene cerca de 400.000 hectáreas entre Chile y Argentina; estas compras al ser realizadas bajo legislación estadounidense y patrocinadas por la UNESCO por su carácter ecologista, rompen con la soberanía nacional quedando bajo el amparo de la ONU, pese a violar legislaciones nacionales, como la imposibilidad de tener tierras a menos de 150 kilómetros de frontera terrestre y a 50 Km. del mar (que la Unión Europea pidió sea reducido en un documento reservado a la OMC en marzo de 2002), ya que en la "reserva" de Tompkins se puede cruzar sin control entre Chile y Argentina. Por medio de Patagonía Land Trust, Tomkins compró 147.000 hectáreas en la provincia de Santa Cruz (El Patagónico, 10/10/02).



El "Holding Calafate", opera a través de las empresas Babic y Patagonía Wilderness y poseen desde 1986, 20.000 hectáreas frente al glaciar Perito Moreno. La diputada del PJ santacruceño, Judit Forstmann, objetó los contratos amparados bajo la Ley 24.441 de fideicomisos, puesta en vigencia cuando no, durante el menemismo, que permitía la compra de tierras, por medio de estas dudosas asociaciones empresariales con la Administración de Parques Nacionales (dependiente de la Secretaría de Recursos Naturales que estuvo a cargo de María Julia Alzogaray), traspasando los límites permitidos hacia la frontera. Durante la dictadura, el presidente de la Administración de Parques Nacionales estuvo a cargo de Francisco Erize, ex esposo de María Julia, y también ex titular de Vida Silvestre.



El 15 de mayo de 2002, el abogado Juan Gabriel Labaké presentó en Tribunales una demanda para que se investiguen las operaciones de compra de tierras en la Argentina y que la Justicia exhorte a Chile para cotejar mapas a fin de desenmascarar el fin de los capitales extranjeros. Lo que si es imposible de comprobar es el rumor que señala que detrás de la fundación Vida Silvestre estaría la NSA, y detrás de Tomkins la propia CIA. Mientras se discutía la derogación de la Ley de Quiebras pedida por el FMI, la diputada del ARI, Elisa Carrió, filtró en su discurso: "Vienen por las tierras como último activo geopolítico importante".



Otro de los beneficios de estas farsas estadounidenses es la creación de entidades ecológicas en Estados Unidos para pagar menos impuestos allí, comprando miles de hectáreas en la Patagonía a precios insignificantes. Otro botín, que explica por qué el FMI quiere que se privatice la banca pública, cosa que Domingo Cavallo no alcanzó a realizar, es porque entre el Banco Nación y el Banco Provincia poseen 14.5 millones de hectáreas hipotecadas, y de ser privatizados, pasarían a capitales extranjeros.



A fines de agosto de 2002, el New York Times publicó en su portada "Patagonía Independiente". Separada del desastre argentino, "estaría escasamente poblada pero sería una nación próspera, a pesar de que menos del 5% de la población argentina vive en la región, esta cuenta con casi la mitad del territorio nacional, reservas de agua potable y el 80% del petróleo y gas natural", reza en uno de sus párrafos el periodista Larry Rother.



Otra de las conclusiones de la Cumbre de Johannesburgo señala que América Latina tiene grandes recursos hidroeléctricos sin explotar. El mismo informe dice también que, si bien es esencial la participación del sector privado, pero "él control de los activos y de los recursos debe permanecer en manos de los gobiernos".



El 5 de marzo, el diario francés Liberation tituló que el Estado argentino sería capaz de vender la Patagonía a cambio de la condonación de la deuda externa. La primera alarma es que ningún funcionario salió al cruce de semejante disparo, especialmente el candidato presidencial Néstor Kirchner, a quien toca de cerca por ser gobernador de Santa Cruz. El periodista Antonie Bigo dice que "el gobierno argentino está dispuesto a ceder esta inmensa región a Estados Unidos y sus bancos para borrar su deuda colosal, ya que rico en petróleo y su agua dulce, el sur argentino excita codicias".



Toda esta serie de cuestiones mundiales, guerra por el petróleo, la futura disputa por el agua, las bases militares del imperio en Latinoamérica y su red de inteligencia Echelon forman un rompecabezas completo sobre la anexión, ya sea política con el ALCA, o militarmente, llevada adelante el imperio. Y no hace más que confirmar la encuesta de fines de febrero del Times de Londres, que consultaba a sus lectores qué país era la principal amenaza para la paz mundial: Corea del Norte tuvo un 5.8%, Irak el 6.8%; mientras que el 87.4% votó a Estados Unidos como el más peligroso eje del mal.



Hace dos años, el Financial Times de Londres publicó una nota del periodista David Hale ("Como Rumsfeld puede salvar a la Argentina") sobre la crisis económica, con el fin de condonar deuda externa por ocho bases militares, tanto para el escudo antimisiles como para instalaciones del sistema Echelon, mencionado en el número anterior. En junio de 2002, el gobierno de Perú firmó ante el embajador estadounidense en Lima, Allan Wagner, y el subsecretario de Asuntos Internacionales del Tesoro, John Taylor, un canje de deuda por territorio durante los próximos 16 años, por apenas 14 millones de dólares, amparado en la Ley de Conservación de Bosques Tropicales.



Del otro lado de la frontera, el control ya lo efectivizaron con la dolarización de Ecuador que reemplazó su moneda nacional por el dólar estadounidense, atándose definitivamente al Imperio. Bajo el supuesto combate al narcotráfico, también operarían comandos estadounidenses asentados en Bolivia. De más estaría mencionar la base estaounidense / británica del sur de Chile desde la cual partían aviones espías durante la guerra de Malvinas, país que acaba de pronunciarse favorable al ALCA por encima del Mercosur.



Así tenemos un mapa en el cual Estados Unidos tiene asentamientos en Colombia, Perú, Chile, Argentina, aparentemente en Ecuador, y sin confirmar, en Bolivia y Paraguay. ¿Quiénes quedan rodeados? Brasil y Venezuela.



El oro negro es uno de los disparadores de conflictos que utiliza el imperio para justificar sus guerras, aunque las disfrace en nombre de la democracia y la libertad. En los próximos cincuenta años el petróleo estará prácticamente extinto y sólo los acopiadores tendrán la sartén por el mango. El máximo importador de petróleo, pese a ser uno de los principales productores es Estados Unidos.



La guerra sobre Irak para derrocar a Saddam Hussein, otrora ex niño bueno de la CIA contra los "fundamentalistas" iraníes, nada tiene que ver con el terrorismo y la democracia. El suelo iraquí es el segundo campo con mayor concentración de petróleo del mundo. Con Bush I, murieron más de un millón de iraquíes, y el ataque lanzado por Bush II, que asegura apuntará sólo a objetivos militares, provocará la muerte de 1.2 millones de niños (datos de la propia ONU). De hecho, pese a los dichos del secretario de Estado Colin Powell, el general Richard Myers, jefe del Estado Mayor Conjunto, admitió en marzo que "se producirán muchas muertes entre la población civil iraquí. El total de muertos sería de 10 millones y finalizado el ataque, 18 millones dejarán de tener acceso al agua potable".



El 2003 encuentra a Estados Unidos ante la escasez más grave de petróleo de los últimos 27 años. Semanas antes del whisky belicoso de Bush II, Bagdad, eje del mal, duplicó sus embarques de petróleo hacia el imperio, aliviando el problema petrolero de Venezuela (único proveedor de crudo para Cuba) durante el paro golpista contra Chávez, dejando de producir el 1.5 millón de barriles diarios. Venezuela es el principal proveedor de petróleo de Estados Unidos. En esas semanas, los principales compradores de petróleo iraquí, lo cual da los nombres de los mayores impulsores de la guerra, fueron las estadounidenses Chevron y Exxon-Mobil, la British Petroleum y la angloinglesa Shell, pasando de 500 mil al millón de barriles diarios. Al mismo tono se encuentran los más altos funcionarios del gobierno. Bush Exploration es la compañía petrolera familiar, el abuelo del actual presidente proveyó de petróleo a la Luftwaffe (fuerza aérea nazi) de combustible; Bush II era director de Harken, de la misma industria, hasta principios de los ’90; el vicepresidente Dick Cheney fue, desde 1995 hasta el 2000, uno de los principales ejecutivos de la petrolera Halliburn; Condoleezza Rice, Asesora de Asuntos Internacionales, directora ejecutiva de Chevron entre 1991 y el 2000. Cuando hay crisis en países productores de petróleo, sube el precio. ¿Quiénes ganan?



En febrero del 2003 el Congreso vetó el proyecto de Bush II para que el Pentágono pudiera utilizar la red Echelon para intervenir todas las comunicaciones (correo electrónico, fax, telefónicas) de cualquier persona. En la disputa que se presenta en la ONU, el diario británico The Observer reveló el 3 de marzo que la NSA había intervenido todas las comunicaciones y correos electrónicos de los diplomáticos para anticipar sus posiciones, alianzas y estrategias a seguir sobre Irak.



Este comentario es de:Gabriel Martin Publicado digitalmente: 26 de febrero de 2003.



Pablo Ramírez T (PD)

]]>